lunes, 7 de enero de 2008

Tontunas de colegio (años 80)

El aburrimiento en el colegio (sobre todo en claese tales como filosofía, latín o dibujo técnico) nos enturbiaba el cerebro de tal forma que teniamos que recurrir a diversos trucos para reactivarlo. Había gente que grababa en el pupitre, otros charlaban, los había incluso que prestaban atención... y siempre había uno en cada clase o curso que se dedicaba a dibujar. En mi clase era yo el pesado pintamonas, la mayoría de las veces lo que hacía eran simples garabatos o dibujos sin mucho fuste (algunas muestras aqui) pero otras veces eran crónicas de lo que les había pasado en clase o fuera de ella a los compañeros, casí siempre situaciones ridículas para regocijo de sus condiscípulos. Gracias a que estas historietas eran pintadas sobre las páginas en blanco de los libros o en espacios de los cuadernos de apuntes, se han conservado hasta hoy. También es verdad que muchas solo tienen gracia para aquellos que las protagonizaron o los conocieron, pero tengo la esperanza de que las vean a traves de esta página y que revivan aquellos dias despreocupados de nuestra adolescencia. Aun así he intentado poner las que puedan hacer gracia a cualquiera.
Como primer ejemplo tenemos "Culo de higo", que trata de cuando un compañero le tocó el culo en una discoteca a la hija del todopoderoso y corrupto constructor Pan de Higo (amigo de su padre). El pánico que se apoderó del muchacho y destruyó la historieta original. Pero se hizo otra más cruel aun y en paz.

Boceto desechado para la primera portada del fanzine RONK (ver entrada en este Blog).
"La etapa del curso" era la propuesta, aceptada por unanimidad, para la edición de un poster humorístico, a modo de orla, que celebrase el fin del curso. Comparaba la dificultad para terminar el curso con el ascenso a un puerto de montaña en una etapa ciclista en la cual participaban todos los alumnos. La cosa era graciosa, no, era muy graciosa, pero fue vetada porque en la esquina superior derecha (bajo el águila comentarista), en una nube y con alas, aparecía mi compañero de pupitre Carlos Eduardo Piñeiro que se había suicidado ese mismo año tirandose de un piso 12. Ante la propuesta de cambiar solo ese detalle dije que un pijo.

"La marca del chivato" es un buen ejemplo del aburrimiento y la insensatez que nos dominaba.

Alguien reconocerá debajo (también arriba es la maestra) a Mª Dolores "la negra".





Otro tebeo que hizo bastante risa fue el que narraba el viaje de estudios a Portugal. Bastante largo e inconcluso puso en apuros a más de uno.

Pero para mi el más chistoso es "Personas de provecho". Se preguntaba uno por uno a los alumnos que oficio pensaban ejercer en el futuro, así que en sucesivas tiras chistosas se presentaba la ilusión del protagonista en una viñeta y, en la siguiente la cruda realidad del futuro. Algunos finales eran especialmente crueles y dudo si se han cumplido, espero que no.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya por aquel entonces eras lo más especial del mundo...

jijo dijo...

Ahora también

Anónimo dijo...

Ahora más

Calígula dijo...

¡¡ Vaya mamoneo del quince, banda de pelotilleros !!

¡¡ Falta "Lo fuimos dejando" !!

Roque dijo...

Javier Blanco no seas cabrón y deja que la gente diga verdades. Oye, échale un vistazo también al enlace Leela y Fry, es muy chistoso, así se te pasará más rápido el tiempo en el manicomio en el que dices trabajar (aunque todos sospechamos que estas ingresado).
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Respecto al poster humorístico "la etapa del curso" ¿a que mente enferma se le ocurrió que era censurable el pequeño homenaje a tu compañero de pupitre? Si los hijos de puta volaran no se podria ver el cielo.
Si no recuerdo mal, me contaste una vez, que se habia quitado las gafas y las habia dejao sobre la mesa, antes de tirarse por la ventana. Un gesto muy inquietante. Un saludo pa él allí donde esté, de parte de otro gafotas.

Jesús el rocker dijo...

Si, no solo se quitó las gafas y las dejó sobre la mesa sino que calculó mediante fórmulas cual sería la velocidad de su cuerpo al estrellarse contra el suelo. Era un tipo extraño pero una buena persona a la que le afectaban las burlas tras una apariencia de inmunidad. Yo siempre le traté bien y le defendí ante algunos ataques especialmente crueles pero lo cierto es que también me reí cuando lo casaron en los futbolines con la más puta de la clase. Si por ello he de ir al infierno que así sea, Piñeiro no estará allí, no le dió tiempo a hacer nada malo. A él le debo algunas innovadoras ideas a la hora de hacer chuletas y el llamarle "mi palito" a mi cuca.
Gracias por el comentario.

Anónimo dijo...

Hola Jesús.
Soy Mora (aparezco en el comic de la Etapa del Curso). Es fantástico volver a ver tus dibujos, entre otras cosas por los muchos recuerdos que me traen y no se si te lo creeras pero hace un par de meses, revolviendo papeles en casa de mi madre, me encontré este cómic y lo guardo como oro en paño.
Un abrazo,
Mª Teresa Mora

Jesus el Rocker dijo...

¡Mora! ¡Que alegría! Me alegro que lo hayas visto y recordado. Un beso.

Carmela dijo...

Hola, Jesús!!Soy Carmela:)Me ha dado mucha alegría ver estos dibujos de nuevo;se que tengo algunos guardados,te los mandaré si los encuentro.Me alegro de que dejaras a Piñeiro en su nube, mirándonos desde arriba...Por cierto..déjame que te tararee una vieja canción que dice...jajajaja:)))Fuerte abrazo!!

Jesus el Rocker dijo...

¡Nooo por favor, otra canción no Carmela!
Un besazo guapa, y una auténtica alegría saber de tí por aquí.